Proceso de crianza

Para garantizar una buena calidad de la carne que os proponemos, las yeguas están criadas en campos de alta montaña, en el Valle de Ordino.

Durante los meses de invierno, las yeguas están pasturando en el pueblo de Llorts cuando el tiempo lo permite y dándoles alimentación suplementaria cuando es necesario (balas de hierba mayoritariamente producidas por el mismo agricultor). Durante estos meses, las yeguas estan embarazadas y tendrán los potros en la primavera.

En primavera, época en la que las yeguas paren, se quedan por los campos de los alrededores del pueblo: es fundamental que el ganadero pueda vigilar su ganado y estar presente si las yeguas le necesitan en el momento del parto. Además, se tiene que asegurar que las yeguas se alimentan correctamente para poder amamantar a sus pequeños. De esta forma también, el ganadero se asegura que los potros maman bien y les ayuda a encontrar la mama en el caso que les cueste. A finales de primavera, las yeguas se conducen a la montaña a pastar (Arcalís, Besali, la Coma del Forat, la Coma de Varilles, Comís Vell, Les Planes). Allí van a pasar todo el verano.

A principios de otoño es cuando se separan los potros de las yeguas para empezar el engorde de estos y que puedan comercializarse en carne de potro. Durante unos cuatro meses, están cerrados en la cort de Llorts para darles pienso natural y engordarlos hasta que tengan el peso suficiente para ser comercializados.